Domingo 4 de Diciembre de 2005

Trabajos Púticos

El weblog Los trabajos prácticos suele incluir artículos inteligentes (especialmente los de Quintín). Por eso mi sorpresa al leer los artículos Putas 1 y 2. Como bien lo dice Genovese, no hay que escribir si uno no tiene algo inteligente para decir.

No pude con mi (mal) genio y les envíe un email (el weblog no permite comments), que transcribo a continuación.

Hola gente, sigo con mucho interes algunos articulos publicados en TP, especialmente los de Quintin. En general siempre me encuentro con cosas inteligentes y bien escritas. Por eso mi sorpresa al encontrarme con los dos articulos: Putas #1 y #2. Putas #1 es devastador en su idiotez. Esta chica tiene un apelotonamiento de cuadrados en la cabeza. Sus ideas y especialmente sus interrogantes "Es de loser o de winner ir de putas?", me hicieron sonrojar de verguenza ajena. Una cosa es clara, es de loser hacer esa pregunta. La relacion puta-cliente abarca una gama de colores, tan variadas como la relacion novio-novia. Es mas, a veces es dificil distinguir entre una y otra relacion. El hecho de que la transaccion sea explicita e involucre dinero, no implica necesariamente un dictamen acerca de lo "decadente" de una relacion. El resto del articulo sigue coronando con nuevas capas de bizcochuelo vencido esta torta intragable. Que tipo de hombres va de putas? Por que lo hacen? Las respuestas que esta chica se da son todas desaforadamente imbeciles. El articulo #2 sigue por el mismo andarivel en permanente descenso hacia la pavada. Es muy dificil analizar y explorar las curvas de un articulo imbecil sin caer en la misma imbecilidad o sin multiplicarla. Y encima con intentos de analisis "social": el hadismo, el menemismo, el tinellismo, el gabyfofoymilikismo... que tendran que ver? En fin, me surgen algunos interrogantes. No hay criterio editorial en TP? Nadie le dijo a Ivana que su articulo la muestra como una tontuela alumna de Jacinta Pichimahuida (es decir, no solo pre-puber, sino atrasando 20 anios)? Nadie le dijo a Eliseo que mejor analice algun articulo que tenga mas jugo o que sea mas crocante? Nadie les aviso a ambos que el mundo siempre les parecera un zoologico si lo miran desde el ventiluz de sus burbujas de plastico? Que no alcanza con preguntarle a un par de amigas "progres" pero tarambanas como funcionan las cosas? Que hay que sacarse las ropitas con olor a naftalina de los prejuicios barriales mamados del Manual del Alumno Bonaerense y abrir un poquito mas las pupilas, esas pupilas que primero deberian mirar para adentro? Ah, y escribir desde otro lugar, no desde la superioridad de la reposera en la terraza mientras se toma el daikiri de durazno, sobre todo si se nota a los 3 renglones que los dos que escriben estan dibujados con fibron fosforescente. En tono carinioso (la enie no me anda): chicos, no lloren, no opinen; crezcan, y crecer empieza por abrir los ojos y mirar, sin los prismaticos cuadrados que tienen implantados. Suerte, Xtian
Xtian, a las 3:16 PM | Enlace permanente | Comentarios (3) | TrackBack

Martes 25 de Mayo de 2004

Debate sobre sexo adolescente

Interesante debate en Korochi.

Xtian, a las 5:39 PM | Enlace permanente | Comentarios (8) | TrackBack

Jueves 22 de Abril de 2004

Weblog Magazine

Al ver el formato PDF me puse contento, ¡por fin algo con olor a blog que puedo leer en el tren! El problema vino cuando intenté imprimir... en blanco y negro las páginas se ven oscuras; ni hablar de los 8 bidones de tinta que se consumieron en su impresión. No entendí: si la idea era armar una revista que se pueda leer lejos de los rayos catódicos del monitor, ¿no sería práctico ofrecer una versión imprimible en blanco y negro? Está claro que Weblog Magazine no es Wired, y, salvo para su lectura en la pantalla, no se justifica el despliegue flúo.


Pero hablemos del contenido. La revista, creada por Antonio Cambronero, se abre con 4 entrevistas, a 4 conocidos creadores de portales blogger: Roberto Abizanda, Antonio Delgado, Victor Ruíz y José Luis Perdomo. Lo primero que me intriga es el diseño de la entrevista: una mezcla de preguntas cliché y tibios intentos de frivolidad. Los clichés: ¨¿Qué es un blog?, ¨¿Hacia dónde va la blogósfera hispana?¨, ¨¿Windows, Mac o Linux?¨ ¨¿Diseño o contenido?¨. La frivolidad: ¨¿Blade Runner o Matrix?¨, ¨¿Dance-music o rock and roll?¨, ¨¿Coronita o Mahou?¨. Se entiende cuál fue la idea, descontracturar una charla acalambrada de bytes y html, pero la secuencia de preguntas es insólita e incoherente. Y ya que estamos, ¿hacía falta dedicarle DOS preguntas al ¨fenómeno¨ Borjamari? (Espero que ¨fenómeno¨ haya querido decir ¨gran éxito¨ no ¨freak¨, pobre santo). Y por último una pregunta para Antonio Delgado: Antonio, ¿en serio te llevarías el blog barrapunto a una isla desierta? ¿Para qué llevarte un blog que habla de la Internet y la blogósfera cuando dormís en una cueva, te bañás en un arroyo y prendés el fuego con dos ramitas?

El artículo de Palazón no dice mucho. O mejor dicho dice esto: conseguí laburo gracias a mi blog. Felicitaciones, enhorabuena.

El artículo que sigue, de Gemma Ferreres, es una incógnita: pareciera que en un error de edición cortaron la segunda mitad del artículo o que la autora sufrió un síncope súbito en medio de su redacción. Y es una lástima, porque el relato de los primeros días de la blogósfera hispana prometía. Que alguien mande una ambulancia por las dudas.

Sigue José Luis Orihuela, y conviene tener un almohadoncito mullidito en el que sentarse: dos páginas lentísimas, reumáticas. Cada vez que escucho hablar de Orihuela aparece la misma frase ¨uno de los más respetados¨. Y debe ser eso, nomás: el respeto que inspira el bronce. Uno lo escucha hablar como si escuchara a algún pariente lejano, cubierto de medallas y condecoraciones: intentando no cabecear de sueño durante su discurso perpetuo. El artículo está inundado de cionismo (consolidación, sindicación, información, dirección, revisión, expansión, desconexión, versión, colaboración, investigación, gestión) y giros idiomáticos muertos y tecnicalosos: ¨han puesto de relieve la importancia informativa¨, ¨una práctica de creciente relevancia¨. Como muestra, aqúi va un botón:

¨La gestión eficiente de la información en el seno de las organizaciones se ha convertido en una prioridad estratégica de las empresas en el marco de una economía basada en la innovación.¨

Zzzzzzz. Arriba Xtian, arriba Xtian, pasan los soldados, o no mamá, o no mamá, ya estoy levantado…

Que alguien le avise a Orihuela: académico no tiene que significar soporífero, convertir todos sus verbos en sustantivos cionados vacía su prosa de músculo y la vuelve todavía más ósea, algunas palabras (¨gestionar¨, ¨personalización¨, ¨estratégica¨) son peligrosísimas, la mitad de las veces no significan nada, la otra mitad sólo demuestran que el autor las sacó del estante de frases cromadas y las usa porque se niega a pensar con su propia cabecita.

El artículo de Joaquín Bernal es una bocanada de aire caliente, luego del frío polar de Orihuela. Joaquín parece apuntar en la dirección correcta: explorar los límites del blog (el corsé – la palabra es de él – de la cronología, la brevedad de las anotaciones, etc) en vez de celebrar la ¨madurez del fenómeno blog¨. En vez de jugar el juego de las sillas de ¨quienes son los 100 blogs más enlazados de la blogósfera hispana¨ arma la ronda por afuera, con los borrachines que tropiezan entre las sillas plegables.

Y a continuación de Joaquín viene Taufpate, o quizás convenga llamarlo ¨Taufpate en el cielo con diamantes¨ o ¨el lado oscuro de la luna de Taufpate¨, así de psicodélico resultó su post. Se pregunta quién es, y luego del típico desconcierto del de donde vengo y adonde voy, se termina respondiendo… ¿qué se termina respondiendo? No sé sabe, no contesta, ninguna de las anteriores. Lo que escribe es tan delirante, new age y ridículo que me dieron ganas de leer el artículo de atrás para adelante y ver si incluye algún mensaje satánico cifrado.

Volvemos a la tierra con Sebastián Delmont y un simpático artículo acerca del exilio y su relación con la escritura (y los blogs). Sebastián no se toma demasiado en serio y por eso su artículo se lee con deleite.

Pero el deleite fue sólo momentáneo, ya que lo que sigue es el artículo más insoportable de la revista. Mini-d comienza con un ¨Acerca del autor¨ que supera todos los límites de lo intragable.

((Antes de seguir: no tengo nada personal contra Diego, que me parece un tipo simpático, lleno de entusiasmo y curiosidad, pero no puedo entender su pedantería alienígena y que su colección de acólitos no le avise de vez en cuando que se pasa de la raya)).

Diego: yo también uso la net desde el 96, tengo una computadora desde 1988, etc etc. Y, aunque tener 58.000 lectores mensuales es un gran mérito, no es el premio Nobel, es un blog, papá, no el Ulises de Joyce. Dejá que los demás te tiren flores, vos usá tu jardín para otras cosas. Y tu opinión es válida si lo que decís tiene sentido, no necesitás explicarle a nadie que lo que decís viene del ¨conocimiento de las causas y por la continúa práctica¨ que llevás.

Luego de semejante exhibición de credenciales, Mini-d se despacha con un artículo de 8 (¡!) páginas. Lo que dice se resume en un par de oraciones: Los blogs ayudan a expresarse a las personas en Internet. Los blogs tienen artículos variados porque los que lo escriben tiene intereses variopintos. Es legítimo que el autor de un weblog edite o borre los comentarios (si juzga que esos comentarios ¨contaminan¨ la conversación). Y los siguientes consejos: escribir periódicamente, escribir cosas interesantes, con humor, ser honesto y transparente, y que el formato no sea un obstáculo para la transmisión del contenido. Mini-d dice eso, pero con 8 páginas de una prosa espiralada y minada de errores ortográficos (un corrector ortográfico ahí).

Awacate lamenta que la blogósfera esté llena de envidias y rivalidades, y hace un llamamiento: hagamos las paces, sentémonos todos alrededor del fogón, con la guitarra y sanseacabó. Con lo lindo que es escribir un blog, con lo fácil y divertido que és… entona Awacate. Y el coro responde: yeah yeah yeah, give blogs a chance, war is over, we wish you a merry Christmas and happy new year.

Eduardo Arcos aporta el típico artículo celebratorio: y dale con Pernía, acá está el fenómeno blog y acá está el por qué del boom blogger. La nota atrasa dos años, por lo menos, y me lleva a preguntarme: ¿cuánto tiempo más vamos a gastar preguntando y respondiendo las mismas preguntas? ¿Y cuánto tiempo respondiendo las mismas obviedades?

Raúl Ramirez cierra la revista con una nota sobre diseño y blogs. Aporta algunos datos interesantes, aunque su prosa se vuelve críptica sin necesidad: ¨A menudo gana la forma que es antepuesta a la función final de un producto y se obtienen objetos elaborados que son consideradas (sic) piezas de arte¨. (¿?) Traducción: a veces un exprimidor es tan placentero a la vista que termina en el estante de los adornos y lejos de los limones.

Weblog Magazine es un experimento interesante, intentar traspasar la frescura de los blogs a un nuevo formato. La revista se beneficiaría si algunas notas cubrieran un espectro más amplio: notas más personales y menos ¨académicas¨ y pedagógicas. El espectro también debería ampliarse en otros dos aspectos: tamaño (notas cortitas, pequeños apuntes, junto con notas más extensas) y opinión (todos parecen ser queridos amigos, colegas, compañeros de equipo: no hay controversia, no hay debate, sólo un tono monocorde de admiración mutua y recato).

Uno de esos acuerdos unánimes llama la atención: todos los participantes de este número 0 se encargan de dictaminar que en los blogs lo crucial es el contenido, no el formato. No deja de ser irónico, entonces, que la revista acelere a velocidades supersónicas en sentido contrario.

Otras opiniones

A Fabrizio Benedetti la revista le gustó más que a mí. A Sam Regis le parece demasiado chata. Y a Borjamari le pareció, también, todo muy inodoro, incoloro e insípido.

Xtian, a las 2:23 PM | Enlace permanente | Comentarios (6) | TrackBack