Viernes 12 de Noviembre de 2004

Creamfields: crema pastelera

Un amigo mio no sale de su irritacion: hace ya mas de un mes que vive alarmado porque Creamfields (la fiesta anual mas importante de la musica electronica en Baires) se ha vuelto "masiva". Como forma de protesta, su "nombre" en el messenger reza: "Creamfields 2004: por que tanta masividad?".

El otro dia no aguante mas y respondi lo evidente: "Cualquier evento que incluya saltar como un estupido durante horas y tomar drogas va a terminar siendo masivo. La gente es idiota, la gente toma drogas y si el unico requisito para asistir es tener un cerebro con algunas celular vivas para freir y 100 pesos para la entrada, vas a tener miles de concurrentes."

O sea, la razon del exito de Creamfields es la misma que la del exito de Xuxa: hay que saltar y hay que ser un poco oligofrenico. En un caso se salta al ritmo del ilarilarilarie y en el otro sobre una mezcla de lavarropas comatosos y zumbidos metalicos.

Hoy, en las visperas del evento, no se consiguen drogas en Buenos Aires. La gente se desespera para importarlas desde Uruguay. Porro, LSD, Extasis, ya no hay nada. Y los pibes se desesperan: si o si hay que llevar el pastillero lleno.

Sere un viejo choto. Hace rato que la musica electronica tiene el mismo aliento innovador que Ricky Martin, hace rato que el culto a las drogas es de un infantilismo patetico y hace rato que estos nuevos intentos de generar cultos elitistas huele a marketing pedorro.

Soy el primero en celebrar el derecho de cada uno a ser tan idiota como se te ocurra. Pretender que la idiotez es algun estado alterado de iluminacion le quita la gracia.

Saltemos como pelotudos con la cabeza en las nubes, pero es bueno asegurarse, que al menos, cada tanto, ponemos los pies en la Tierra.

Xtian, a las 3:11 PM | Enlace permanente | Comentarios (25) | TrackBack